Loreka.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación.
Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Blog

¿A qué nos referimos con Cultura Organizacional?

Cultura

La cultura describe la forma de ser de un grupo de gente que comparte una identidad o razón de ser. Por ello, se puede afirmar que en cualquier sistema humano hay una cultura definida, que es lo que fluye, de manera inconsciente, lo que está detrás de las decisiones y de los comportamientos de dicho grupo.
Las organizaciones, en cualquier ámbito (, empresas, ong’s, centros educativos, etc), son sistemas conformados por personas, y por lo tanto, tienen como organización su propia cultura.
Normalmente la cultura es un reflejo de los valores y creencias del grupo, determinados en gran parte por la influencia de los líderes, tanto actuales como pasados. Estos valores están integrados en los sistemas y estructuras, y en definitiva en la forma de hacer y de decidir.
La importancia de la cultura de una organización radica en que es ésta la que está detrás de las decisiones que se toman en el día a día, de los comportamientos, de lo que transmitimos; es en definitiva, aún estando en el plano inconsciente, la que dirige el rumbo.
Derivado de los modelos gestión de la calidad y excelencia como EFQM, muchas organizaciones, cuentan con una misión, visión y valores definidos.
Pero cuando, hablamos de conocer nuestra cultura, no nos referimos a saber cuáles son esos valores “teóricos” que tenemos definidos en un papel, sino a identificar cuáles son los valores “reales” que están detrás de nuestras decisiones y comportamientos.
¿Cómo se viven estos valores? ¿Se traducen en comportamientos observables por toda la organización y los clientes? ¿Está alineado lo que decimos con lo que trasmitimos? ¿Estamos caminando hacia la cultura que deseamos?
Para poder dar respuesta a estas preguntas, hay que conocer qué valores están presentes “en la práctica” en una organización. Caracterizar el sistema de valores, coloca inmediatamente el foco en la cultura. Este conocimiento es el primer paso para alinear las perspectivas del personal creando cohesión interna y a partir de ahí, desplegar nuestro diferencial y credibilidad a clientes, proveedores y sociedad. Un pasaporte para un proyecto de empresa sostenible en el tiempo.

 

Volver al Blog